2007-05-29

La dieta de los primates y del hombre primitivo

Ranking: 50%
Confirma todo lo relacionado con la alimentación propuesta por la Dieta Evolutiva.
Este doctor de California, Ron Kennedy, hace un cuadro suscinto pero muy aclarador de la evolución humana, y apoya la alimentación que él llama "ovo-vegana", muy cercana a la dieta primate ancestral. Según su experiencia clínica, esta clase de dieta produce casos de curación más rápidos que las demás dietas.
La dieta ovo-vegana propuesta por el Dr. Kennedy es prácticamente idéntica a la Dieta Evolutiva, y es una agradable sorpresa encontrar material como éste provenientes del ámbito académico que sostienen nuestra hipótesis tan acabadamente.

Nutrición
por Ron Kennedy, M.D., Santa Rosa, California

Perspectivas sobre la Nutrición en Especies relacionadas

Yo recomiendo una dieta sin carne, sin lácteos, con permisión de huevos, una dieta ovo-vegana balanceada al respecto de carbohidratos complejos y proteínas. La dieta debe ser alta en fibras y componerse de comida orgánica. Puedo recomendar esta clase de dieta por razones nutricionales, sin referencia a las consideraciones espirituales y ambientales, que también tienen su mérito. La curación sucede más rápido para una persona con esta clase de dieta. La velocidad de la curación refleja la salud general y es de gran interés para la mayoría de los doctores.

Yo creo que existe, para cada especie, un natural, ideal tipo de comida que lleva al máximo de su vitalidad a esa especie. Creo que el tipo de comida que una especie en particular consume está determinada por la adaptación que las especies han hecho sobre la comida disponible en los últimos pocos millones de años.

Nosotros somos primates, y descendemos de un ancestro común junto a los otros primates. Darwin estaba en lo cierto. Dios creó la vida a través de la evolución. Nuestro pariente vivo más cercano es el chimpancé, y el primate viviente más primitivo es el lemur, un pequeño animal nocturno con grandes ojos, que cabría en la palma de su mano, que se halla en Madagascar, una isla al sudeste de la costa de Africa. Madagascar se separó del continente africano en la era de los dinosaurios, y las especies que había ahí no tuvieron que competir con nuevas variedades durante cien millones de años. Por lo tanto, la evolución se enlenteció en Madagascar, y el lemur se mantuvo sin cambiar casi por completo durante todos esos años. Lo interesante acerca del lemur es que no es un comedor de carne. Sin embargo, se ha descubierto recientemente que los chimpancés de la selva comen carne cuando pueden. En algún momento en la línea evolutiva, las cosas cambiaron.

Lémures: idénticos a sí mismos desde la era de los dinosaurios

El hombre y el chimpancé se separaron del mismo ancestro en algún momento entre seis y siete millones de años atrás. Otros mamímeros, notablemente los caninos y los felinos, se desarrollaron como estrictos comedores de carne. Llegaron a tener dientes especializados para romper la carne, con mandíbulas capaces de despedazar a una presa en pedacitos. También desarrollaron tractos intestinales cortos para procesar rápidamente y eliminar la carne, porque la carne se pudre más rápido que la comida vegetal. También se volvieron rápidos y capaces de cazar para el desayuno, almuerzo y cena. Los primates no compartían ninguna de estas características.

Los Ancestros del Hombre y la Dieta

El hombre, mientras tanto, llegó a comer carne. ¿Por qué? Esta es, ciertamente, una buena pregunta. Si usted fuera un alienígena de otro planeta tratando de clasificar a los animales de acuerdo a lo que ellos comen observando su anatomía, el hombre ciertamente sería clasificado como un vegetariano. Tiene dientes de apariencia relativamente benigna, mejor adaptados para moler la fibra vegetal. No tiene mandíbulas sino dedos y uñas mejor adaptados para diseccionar plantas. No es particularmente veloz, de hecho, es aún más lento que el oso, y por lo tanto, incapaz de atacar por una comida. ¡Tiene un tracto intestinal de 7 metros de largo! Este largo tracto intestinal está diseñado para vérselas con la naturaleza más compleja de la digestión de vegetales. Todas esas características indican que, por naturaleza, los ancestros humanos del árbol simiesco eran vegetarianos. Aparentemente, el diseño es bastante antiguo. Mientras tanto, La fisiología digestiva del hombre ha cambiado hasta ser un omnívoro, también capaz de encargarse de las carnes, preferiblemente, desde un punto de vista digestivo, carnes crudas. Sin embargo, el hombre fue diseñado para ser un vegetariano, y la presencia de cuatro dientes caninos no es suficiente para afirmar lo contrario.

Quince millones de años atrás, Africa era una tierra de densas junglas, que comenzaban a dar lugar a planicies abiertas y bosques aislados, conocidos como "sabanas". En el bosque había una especie de mono que había desarrollado la habilidad de caminar en dos, así como en cuatro patas. Cerca de seis a siete millones de años atrás, una banda aventurera de esos monos salió del bosque para vivir parte del tiempo en la sabana. La sabana estaba poblada de grandes carnívoros. Estos hombres/mujeres mono que osaron caminar más frecuentemente en dos piernas fueron capaces de ver mejor el peligro que se acercaba mirando por sobre la vegetación. Ellos sobrevivieron para reproducirse, y luego esta banda de hombres/mujeres mono se volvió capaz, a través de la selección natural, de caminar exclusivamente parados. Con sus miembros superiores libres, hallaron muchas cosas interesantes y útiles que hacer con ellos.

Se volvieron hábiles con palos y piedras, y porque ellos pegaban y apedreaban juntos, sobrevivieron sin muchos cambios en su anatomía. Esto sucedió hace unos cinco millones de años atrás. La criatura prehumana se desarrolló en muchas variedades de criaturas parecidas a humanos: Australopithecus robustus (un gigante que permaneció vegetariano), Australopithecus africanus (una criatura pequeña) y Homo habilis, directo ancestro suyo. (Este es el curso corto en paleoantropología y evolución humana)

Australopithecus afarensis

Como su nombre indica, Homo habilis era muy bueno con sus manos. Hombre Hábil era tan diestro con sus manos que eventualmente eliminó a las otras dos especies de proto-humanos. Hombre Hábil perfeccionó su postura erecta (pagando cierto precio en la forma de dolor en la espalda inferior) y duplicó el tamaño de su cerebro; y hacia 1,5 millones de años atrás se convirtió en Homo erectus: el primer hombre completamente erecto.

Durante este tiempo, la "socialización" continuó - lo que significa que el hombre y la mujer llegaron a depender uno de otro para su sobrevivencia. El hombre, siempre buscando un atajo, llegó a matar a otros animales por la comida, mientras la mujer permaneció más cerca del hogar y continuó recogiendo plantas. Homo erectus, como parte de su nuevo hábito de caza desarrollado, completó la exterminación del Australopithecus africanus y probablemente del también vegetariano gigante Australopithecus robustusa menos que unos pocos de los últimos hayan sobrevivido para convertirse en Sasquatch (esto aún debe ser probado).

Australopithecus robustus

Cerca de 200.000 años atrás, La caja craneal del Hombre Hábil se expandió de nuevo, Y esto condujo al desarrollo del Homo sapiens o "Hombre pensante". Cincuenta mil años atrás apareció una nueva variedad de Hombre Pensante, Homo sapien sapien, "hombre pensante sabio", con una frente alta y una nueva clase de aparato vocal, que permitió la clase sofisticada de habla al que estamos acostumbrados, una representación audible del lenguaje de signos de mano, al que reemplazó. Estas personas fueron llamadas "Cro-magnons", y ellos son "nosostros":

Esta nueva clase de hombres luego llegó a eliminar, o cruzarse y mesclarze con otra cadena de hombres pensantes sabios, a los que ahora llamamos Neanderthal, por el valle de Alemania donde sus restos fueron descubiertos por primera vez. Ahí la evolución se detuvo hasta hace cerca de cuatro mil años atrás. El siguiente paso en la evolución no ocurrió con un cambio anatómico, sino probablente con un cambio neuroquímico. Los humanos comenzaron a aparecer sobre la tierra, conscientes de ellos mismos como más que meros animales, sino como poseyendo un alma. La evolución fue una transformación, y nosotros aún estamos en el medio de ella ahora. Yo interpreto su participación en este website como representando su apoyo para adelantar esta etapa de la evolución. Parte del proceso transformativo es una consciencia aumentada de la importancia de nuestra naturaleza física y el valor de atender diligentemente al bienestar de nuestros cuerpos.

¿Y Ahora Qué?

Los seres humanos han comido siempre aquello que es fácil de obtener. Durante miles de milenios la dieta fue balanceada entre comidas de origen vegetal y animal. Entonces vino la agricultura, y el balance se inclinó hacia los alimentos de origen vegetal, principalmente cereales y granos. Sólo recientemente la domesticación moderna de los animales hizo fácil obtener carne de nuevo. Ahora consumimos niveles de carne probablemente sin antecedentes en los tiempos de cazadores/recolectores.

Entonces, ¿por qué comemos tanta carne? La respuesta es: porque podemos. Somos absolutamente tan capaces de hacer cosas que no son de nuestro mejor interés. También fumamos tabaco y tomamos alcohol. Este hecho no convierte al tabaco y al alcohol en nuestros mejores intereses.

La fisiología y la bioquímica humanas están diseñadas para un cierto tipo de dieta. Gracias a la agricultura y la domesticación animal, nos hemos desviado tanto de aquella dieta que ya ni sabemos cómo podría haber sido esa dieta. Lograr una óptima salud significa, por un lado, descubrir y seguir aquella dieta para la cual la evolución nos preparó.

Links relacionados:

Macronutrients
Fiber in Nutrition

Fats in Nutrition

Proteins in Nutrition

Reorganizing The Way You Eat

Nutritional Medicine

Nutritional Medicine Approach

Fuentes

  • Kliks M Paleodietetucs: A review of the role of dietary fiber in preagricultural human diets,Topics in Dietary Fiber Research, Plenum Press;1978:181

  • Dwyer J Nutritional studies of vegetarian children Am J Clin Nutr 35;1982:204

  • Lee RB and DeVore Man The Hunter Chicago: Aldine.

  • Cohen MN and Armelagos GJ Paleontology at the origins of agriculture New York: Academic Press 1984

  • Cassidy CM Nutrition and health in agriculturalists and hunter-gatherers. A case study of two prehistoric populations Nutritional Anthropology;1980:117-144.

Fuente: http://www.medical-library.net/sites/_nutrition.html

Technorati tags:

4 comentarios:

BlackSun dijo...

Hace tiempo que sigo tu blog, aun a pesar de que posteas de tanto en cuanto. No sé si sabrás del mío, pero quizá te interese echarle un vistazo por curiosidad.

Un saludo. Y enhorabuena por tu trabajo.

Lordpablo dijo...

Muy buen articulo! Te felicito!! Nunca habia encontrado una persona que tome tan en cuenta la evolucion en la alimentacion humana.

Anónimo dijo...

Sé que tu entrada tiene mucho tiempo ya pero es que no me puedo creer que alguien, aunque sea una sola persona dé credibilidad a "un artículo" que no se fundamenta en nada científicamente sólido! No doy crédito a eso de somos vegetarianos por naturaleza... claro claro igual tú tienes cuatro cámaras estomacales como las vacas para poder digerir la celulosa... y recuerdo que gracias a que a un Austraopiteco se le ocurrió comer tuétano e incrementar el consumo de carne y grasas hubo un notable incremento de la masa encefálica, que cazar le tomaba menos tiempo que recolectar, le daba más calorías en menos tiempo y le dejaba tiempo para investigar, crear, fabricar herramientas y hacer ciencia...obvio tú debes venir de un linaje diferente al de Homo sapiens.

Deberías estudiar más Fisiología, Bioquímica, Antropología Física, en definitiva Biología, para darte cuenta de que las proteínas animales son necesarias para el mantenimiento del organismo en las cantidades y calidades adecuadas, por supuesto... y si no ¿cómo explicas que los veganos necesiten suplementos de mil cosas para compensar su desequilibrada dieta?
No se debe desterrar ningún alimento de la dieta, sino aprender cómo comer!

Galaxio dijo...

Perdón, en algún momento dije que las proteínas animales son innecesarias?

Antes de hablar en ese tono, lee bien el blog... la Dieta Evolutiva sostiene que las proteínas animales HAN sido parte de nuestro pasado y SON necesarias en nuestra alimentación.

Por eso tenemos algún que otro entredicho con los veganos; cuando decimos (aprox) 50% de vegetales, 40% de frutas y 10% de LIBERTAD... en esa libertad reside lo que quieras comer, incluyendo tu preciado mamut. Nosotros preferimos no causar dolor y elegimos los huevos de gallinas felices, por ejemplo.