2008-01-19

Las proteinas controlan mejor al hambre






Las proteínas ayudan a controlar la secreción de una hormona relacionada con la sensación de saciedad, mientras que los hidratos de carbono, a pesar de dar un rápido alivio inicial al hambre, tiene un efecto rebote que empeora las cosas. Y como siempre, las grasas salen muy mal paradas en este estudio. Esto es una indicación más de que estamos mejor adaptados a comer proteínas que a abundantes cantidades de carbohidratos provenientes, generalmente, de los cereales y féculas.

Un estudio explica cómo las proteínas mantienen al hambre bajo control

Por Julie Steenhuysen

Las dietas altas en proteínas pueden ser la mejor manera de mantener controlado el hambre, U.S. dijeron el jueves investigadores de los Estados Unidos, en un estudio que ofrece percepciones profundas acerca de cómo funcionan las dietas.

Descubrieron que las proteínas son los que mejor funcionan a la hora de mantener en línea a las hormonas del hambre, mientras que los carbohidratos y grasas bien se merecen su actual mala reputación.

El estudio, que aparecerá en Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, observó la efectividad de los diferentes nutrientes para suprimir la grelina, una hormona secretada por el estómago, que estimula el apetito.

"La supresión de la grelina es una de las maneeras en que usted pierde su apetito al comenzar a comer y satisfacerse," dijo el Dr. David Cummings de la Universidad de Washington en Seattle, quien trabajó en el estudio.

Los investigadores dieron a 16 personas tres tipos diferentes de bebidas, cada una con diferentes niveles de carbohidratos, grasas, y proteínas. Tomaron muestras de sangre antes de la primera bebida, y luego cada 20 minutos durante las seis horas posteriores, midiendo los niveles de grelina en cada muestra.

"Los descubrimientos interesantes fueron que las grasas suprimen las grelinas muy poco," dijo Cummings en una entrevista telefónica. Ellos fueron los más inefectivos, en general.

"Las proteínas fueron los mejores supresores de grelina en términos de la combinación de la profundidad y duración de la supresión," dijo. "Esto es verdaderamente satisfactorio porque mucha cantidad de proteínas es esencialmente común a casi todas las dietas más populares."

También descubrieron que comer carbohidratos resultó en una fuerte supresión inicial de grelina, pero luego los niveles de grelina rebotaron en venganza, aumentando a un más alto nivel, aún.

Básicamente, los carbohidratos eventualmente hicieron a las personas más hambrientas que antes de que coman.

Cummings dijo que los descubrimientos pueden ayudar en investigaciones futuras sobre la efectividad de diferentes dietas.

Y los estudios probablemente indicarán que el bol de helado de crema a la noche está fuera. "Es una mala idea, no importa qué," dijo.



RECETA RELACIONADA

Ensalada de Seitán con Curry y Castañas de Cajú

Ingredientes para preparar el Seitán:
3 tazas de gluten de trigo
1 cucharada de ajo en polvo
1 cucharada de cebolla en polvo
1 cucharada de paprika dulce
Pizca de sal
Pimienta a gusto
2 tazas de caldo de verduras
1 cucharada de salsa worcestershire vegana (puede sustituirse con salsa de soya)
1 cucharada de aceite de oliva

Vegetales:
Pimiento rojo
Pimiento verde
3 tallos de apio
2 zanahorias,
3 cebollas de verdeo

Condimentos:
1 taza de mayonesa vegana
1 cucharada de curry en polvo
1 cucharada de cúrcuma
1 cucharada de paprika dulce
1 cucharada de ajo en polvo
1 cucharada de cebolla en polvo
Salsa y pimienta a gusto

Preparación:
Precalentar el horno a 350

Para hacer el seitán, poner todos los ingredientes secos en un gran bol y mezclar hasta que todo esté incorporado. Añadir los ingredientes húmedos y mezclar hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados. Si se necesita añadir algún líquido más para mezclar todos los ingredientes secos, añadir un poco de agua.
Colocar en una bandeja y hornear

Cortar todos los vegetales a tamaño de bocado y separarlos.
Mezclar mayonesa vegana con las especias hasta que estén bien incorporados. Separarlos.

Luego de 70 minutos, sacar el seitán y dejar enfriar.
Cortarlo en piezas de tamaño de bocados pequeños. Mezclar el seitán con los vegetales y la mayonesa. Añadir las castañas de cajú y ornamentarlos con perejil.

Servir a temperatura ambiente.

Este plato, para cumplir con las proporciones generales de la Dieta Evolutiva (90% de crudos y 10% de misceláneos), necesita ser complementado con otro plato sólo de vegetales o frutas crudas. de peso similar.


1 comentario:

margaly dijo...

oye, tiene una pinta estupenda esa ensalada ;)