2008-06-23

La vida evolutiva... cambia los genes!!!

Lo que sigue es histórico... la sensacional confirmación científica de algo que los yoguis siempre afirmaron: que es posible transformar profundamente el cuerpo.
¿Cuán profundamente? Pues... hasta el nivel genético.

Pensamos que este descubrimiento llevado adelante principalmente por el famoso Dr. Ornish (creador de la dieta que lleva su nombre) dará un gran impulso a la práctica del yoga, así como del vegetarianismo.
Los supuestos son sólo supuestos, y las afirmaciones son sólo afirmaciones hasta que su realidad es confirmada por la ciencia. Una vez confirmados, los hechos científicos toman una gran fuerza y se imponen mucho más fácilmente en la opinión pública. De ahí la importancia radical de este estudio.
Es de notar que la Dieta Ornish tiene muy pocas diferencias con la Dieta Evolutiva; además, comparten al Yoga, la caminata y la meditación como partes muy importantes de la dieta en sí. Por eso el título de este artículo; probablemente es la más importante confirmación científica de los beneficios de los cambios que proponemos en el blog de Dieta Evolutiva.

Dean Ornish M.D.

Nuevas investigaciones demuestran que la mejora de la dieta, la meditación y otras intervenciones no médicas pueden "apagar" el proceso de promoción de la enfermedad en hombres con cáncer de próstata.

    Aquí hay muy buenas noticias: sus genes no son su destino.

A principios de esta semana, mis colegas y yo publicamos el primer estudio que demuestra que el mejoramiento de la nutrición, técnicas de manejo del estrés, caminar, y el apoyo psicosocial cambiaron de hecho la expresión de más de 500 genes en hombres con las primeras etapas de cáncer de próstata. Este estudio se realizó en la entidad sin fines de lucro, Preventive Medicine Research Institute y la Universidad de California, San Francisco, en colaboración con el Dr Peter Carroll, el doctor Mark Magbanua, el doctor Chris Haqq, y otros.

En este estudio, publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, hemos realizado un estudio de la expresión génica en las biopsias de 30 hombres que fueron diagnosticados con bajo riesgo de cáncer de próstata. Estos hombres habían decidido no someterse a los tratamientos convencionales como la cirugía, la radioterapia, quimioterapia o por razones no relacionadas con el estudio. Ellos tenían cáncer de próstata temprano de pequeño volumen, con antígeno específico prostático (PSA) estable y resultados de los scores de Gleason de seis o menos, lo que significa que sus tumores no eran agresivos.

Hicimos biopsia sus próstatas al comienzo del estudio y de nuevo tres meses más tarde, después de hacer cambios globales de estilo de vida. El hecho de que estos pacientes no tuvieran tratamientos convencionales durante este tiempo nos permitió evaluar los efectos de los cambios de estilo de vida en la expresión génica sin confusión con intervenciones como la cirugía, la radioterapia o quimioterapia.

Los cambios incluyeron una dieta a base de vegetales (principalmente frutas, verduras, legumbres, productos de soja, granos integrales y baja en carbohidratos refinados), ejercicio moderado (caminar 30 minutos por día), técnicas de manejo del estrés (yoga basado en estiramientos, técnicas de respiración, meditación, visualizaciones guiadas durante una hora por día), y participación semanal de una hora de duración en un grupo de apoyo. La dieta se complementó con soja, aceite de pescado (tres gramos/día), vitamina E (100 unidades/día), selenio (200 mg/día) y vitamina C (2 gramos/día). Estos cambios de estilo de vida se describen con más detalle en mi libro, "The Spectrum".

Después de tres meses, repetimos la biopsia y observamos los cambios en el tejido normal dentro de la próstata. Encontramos que muchos genes promotores de enfermedades (incluidos los relacionados con el cáncer, las enfermedades del corazón, y la inflamación) fueron reducidos en su actividad o "apagados", mientras que los genes protectores, preventores de la enfermedad fueron aumentados en su actividad o "encendidos." Por ejemplo, un conjunto de oncogenes promotores del cáncer, llamados RAS, fueron reducidos en su actividad en estos hombres. El gen Selectina E (que promueve la inflamación y es elevado en el cáncer de mama) fue reducido en su actividad. Otro gen que suprime la formación del tumor llamado SFRP fue aumentado en su actividad, reduciendo así el riesgo de cáncer. Estos genes son el objetivo de muchos medicamentos nuevos que se están desarrollando. Evidentemente, el cambio de estilo de vida es menos costoso, y los efectos secundarios son solamente buenos. El Dr. Craig Venter está realizando una investigación pionera, demostrando que una manera de cambiar los genes es sintetizar otros nuevos. Otra manera puede ser cambiar el estilo de vida.

La imagen proporciona una representación gráfica de algunos de los cambios en la expresión génica. Cada línea representa uno de los 31 genes que regulan el "tráfico intracelular de proteínas" que afecta cómo las células se comunican entre sí. El color verde representa los genes que son reducidos en su actividad ( "apagados") y el color rojo representa los genes que son aumentados en su actividad ( "encendidos"). Como se puede ver, hay mucho más genes verdes (apagados) en la parte derecha de la figura que en el lado izquierdo.

Durante los últimos 31 años, he dirigido una serie de estudios de investigación que demuestran que los cambios en el estilo de vida pueden producir una poderosa diferencia en nuestra salud y bienestar, y con qué rapidez estos cambios pueden ocurrir. Demostramos que un amplio cambio de estilo de vida puede parar o revertir la progresión de la enfermedad coronaria, diabetes, hipertensión, obesidad, hipercolesterolemia, y otras condiciones crónicas.

Hace dos años, junto con el Dr Carroll (Cátedra de Urología, UCSF) y otros que también colaboraron en el nuevo estudio de la expresión génica, publicamos el primer ensayo controlado aleatorizado que demuestra que estos cambios de estilo de vida pueden retardar, detener o incluso revertir la progresión del cáncer de próstata, y puede afectar asimismo al cáncer de mama. Cuando publicamos nuestros estudios anteriores, nosotros no entendíamos muchos de los mecanismos mediante los cuales estos cambios podrían haberse producido. Ahora, nuestro nuevo estudio está comenzando a darnos una idea de cuáles podrían ser algunos de estos mecanismos genéticos.

Debido a que observamos al tejido normal dentro de la próstata (en lugar de las células tumorales de próstata), es probable que nuestros resultados pueden generalizarse hasta más allá de los hombres con cáncer de próstata. Asimismo, las personas que están sanas pueden no tener la necesidad de hacer tales cambios intensivos y tendrán un espectro de opciones. Estamos todavía tratando de comprender el pleno significado de estos hallazgos - hemos planteado más preguntas de las que hemos respondido, y necesitamos estudios más grandes, a más largo plazo - pero ya es claro que uno puede ser capaz de alterar, a menos en cierta medida, la forma en que sus genes se expresan simplemente modificando su dieta y estilo de vida.

Me parece que este es un mensaje profundamente esperanzador. Muchas veces, oigo a gente decir, "Oh, yo tengo mal los genes, no hay nada que pueda hacer al respecto" - mostrando lo que yo llamo el nihilismo genético. Nuestros resultados (el primero en demostrar el efecto de los cambios de estilo de vida sobre cualquier tipo de genes de cáncer) puede ser un antídoto contra el nihilismo genéticos, y espero que motive a las personas para empezar a hacer sus propios cambios. En la mayoría de los casos, nuestros genes son sólo una predisposición, no están escritos en piedra. Y si tenemos una fuerte historia familiar de enfermedades como el cáncer de próstata, cáncer de mama o enfermedades del corazón - "malos genes" - entonces es posible que tengamos que hacer grandes cambios en el estilo de vida con el fin de ayudar a prevenir o incluso revertir las enfermedades crónicas. En viejo debate de siglos sobre la naturaleza vs. la nutrición, estamos aprendiendo que la nutrición afecta a la naturaleza tanto como la naturaleza afecta a la nutrición.

No todo está en nuestros genes.

7 comentarios:

aguila_kafkiano dijo...

Si que es esperanzador, según mi genetica yo debería ser hipertenso y lo era, (178- 140), tomé remedios y su efectividad me parecio dudosa entonces investigue y razoné, esto útimo me dio resultados, deje de ser "tenso" y mi presión bajó a 135 con 95, eta cosa de aprender a respirar y liberar el vientre de tensiones acumuladas desde la infancia. estoy sorprendido de la gran literatura que aparece por todas partes al respecto y la lentitud de la medicina en reaccionar a su sistema de garage de mecanico, ver solamente la parte afectada y olvidarse de que somos un todo, espero que pronto aparezca el medico holistico.
Leo leo48cl@gmai.com

aguila_kafkiano dijo...

Me pregunto hasta que nivel lo de la genetica es un cuento. ¿no será que mas que la genetica, nos afecta la ontonomia, la manera de vivir de nuestros padres?, digo, ¿quizas copiamos cultura y habitos? Cada familia es unica y resultado de su evolucion desde las cavernas y antes y quizas hasta nuestros habitos alimenticios son mas importantes que nuestra genetca.

Galaxio dijo...

Aguila... hay dos descubrimientos en marcha que cambiarán profundamente a nuestra comprensión de nosotros mismos: la primera es la fuerza devastadoramente predominante de lo genético (mucho más de lo que suponemos incluso ahora) y en segundo lugar, estamos descubriendo al mismo tiempo como dominar a esa fuerza devastadora. Este descubrimiento es una expresión completa de ambos rumbos paralelos.
Saludos

ilu dijo...

Gracias Galaxio pro tu visita a mi blog! revise el link que m esugeriste.. se ve bastante extraño... pero parece inofensivo

Jennifer dijo...

Estimado Blogger,
Te contacto para saber si te interesaría recibir una nota de prensa sobre los nuevos productos de Kaiku Sin Lactosa.
Si te interesa, no dudes en ponerte en contacto conmigo.
Saludos cordiales,
Jennifer
jenisaez@gmail.com

Anónimo dijo...

Gracias. Hay un completo manual sobre alimentación, con los siguientes apartados: Los alimentos, Nutrición, Cómo alimentarse, Dietoterapia, Tecnología de los alimentos e Higiene alimentaria. Se puede descargar libremente desde http://www.sendspace.com/file/ga17do o desde http://www.ziddu.com/download/20363233/manual_alimentacion.zip.html o bien desde http://hipfile.com/eep1b09x19vq/manual_alimentacion.zip.html

Anónimo dijo...

El manual ya no está donde se indica arriba, aunque sí en:
http://d01.megashares.com/index.php?d01=vCEaTBX