2006-09-02

Obesidad extrema ligada a bajo IQ en niños




Ranking: 20%
Confirma que la obesidad no es algo positivo ni para la salud física, ni para el desarrollo cerebral normal.
Nuestros ancestros ciertamente no eran obesos; serlo les habría impedido sobrevivir debido a deficiencias físicas y mentales. Esto también indica que los humanos nunca estuvieron expuestos a una gran abundancia de alimentos hasta muy tarde en su camino evolutivo.
La obesidad no es un estado natural del ser humano, a ninguna edad.

Los niños que son muy obesos hacia los cuatro años, tienen más probabilidad de tener un bajo score de IQ, demuestra un estudio.

Los resultados son preliminares, pero "levantan una bandera roja," dice el Dr. Driscoll, un investigador.

Anota que hay "un sentido de urgencia para enfrentar realmente el problema de la obesidad -- mientras más joven, mejor."

"Es correcto preocuparse acerca de la enfermedad cardíaca en 20-30 años, o hipertensión en 20 años, y diabetes en 10 años," dice. "Pero podría haber consecuencias ahora mismo"


Obesidad Mórbida a los Cuatro Años

El estudio del Dr. Driscoll y sus colegas aparece en la revista "The Journal of Pediatrics", edición de Agosto.

El equipo de Driscoll estudió a 18 personas que habían tenido obesidad mórbida a la edad de cuatro años. Eso significó que ellos tenían más del 150% del peso ideal para su altura.

"No estamos hablando acerca de un pequeño bebé gordo," dijo Driscoll. "Estamos hablando acerca de un grupo muy selecto."

Al tiempo del estudio, los participantes tenían entre 4 y 22 años (promedio de edad: cerca de 11). Primero, fueron examinados para asegurarse que su obesidad temprana no se debía a desórdenes genéticos conocidos.

Luego, pasaron por pruebas de IQ y habilidades cognitivas.

En comparación, 24 de sus hermanos y hermanas que no habían sido obesos a una edad temprana, también fueron estudiados. Así también 19 niños con el síndrome de Prader-Willi, de otras familias.

El síndrome de Prader-Wille es "la causa más comúnmente reconocida de obesidad infantil" y está ligada al retardo mental, escribieron los investigadores.

Diferencia de IQ

Los niños con el síndrome de Prader-Willi y aquellos que habían sido obesos mórbidos por razones desconocidas a la edad de cuatro años, tuvieron los scores más bajos.

Los promedios de IQ fueron los siguientes:

Síndrome de Prader-Willi: 63

Obesidad mórbida temprana por razones desconocidas: 77

Sin obesidad mórbida temprana: 106

Los scores más bajos no están en "el rango del retardo mental, pero están impedidos cognitivamente, siendo limítrofes" dijo Driscoll.

La diferencia entre los niños con obesidad mórbida y aquellos con un peso normal fue cercano a los 25-30 puntos, dijo Driscoll, añadiendo que los scores de IQ variaron.

Manchas Blancas en el Cerebro

La mayoría de los participantes también pasaron por un escaneo cerebral por medio de resonancia magnética (MRI).

Aquellos que tenían al menos 11 años y habían sido obesos mórbidos a la edad de cuatro, tendieron a tener manchas que se vieron en el MRI en diferentes partes de sus cerebros. Pero sus hermanos no los tenían.

Esas manchas vistas en el MRI aún no son completamente comprendidas. Pero "no son algo bueno", dice Driscoll.

"Estamos tratando de investigar más eso, con otras técnicas," dice.

Manchas similares también se vieron en los escaneos cerebrales de los pacientes de Prader-Willi, que eran mayores de 18 años.

Los Primeros Años de Vida son Cruciales

"No estamos hablando realmente acerca de niños más grandes, de alguien que fue obeso a los 12 o 23, o en sus 40 o 50," dice Driscoll.

"Quiero decir, hay algunas personas muy brillantes" que son obesos, anota. "Pero eso es muy diferente. Sus cerebros están mucho más completamente evolucionados (al tiempo en que se volvieron obesos)."

Los primeros pocos años de vida son un tiempo crítico para el desarrollo del cerebro.

Los niños muy jóvenes "están llenos de potencial, pero sus cerebros son muy vulnerables," dice Driscoll. "Necesitamos ser más diligentes, ahora."

Él y sus colegas no están seguros exactamente cómo la obesidad extrema a una edad temprana y el IQ pueden estar relacionados.

Algunos niños pueden tener una tendencia genética desconocida para volverse obesos, anota Driscoll.

Las anormalidades hormonales y metabólicas ligadas a la obesidad pueden afectar el desarrollo del cerebro, pero "necesitamos hacer más investigación," dice Driscoll.

Tags Technorati







2 comentarios:

sabemospoco dijo...

Que horrible que niños tan pequeños puedan pasar por eso.
Una dieta vegetariana podría contribuirles tanto.

SALUDOS Y TE DEJO INVITAD@ A VISITARNOS A
HTTP://SABEMOSPOCO.BLOGSPOT.COM

TE ESPERAMOS.
se cuida mucho.
ADIOS.

Anónimo dijo...

más información sobre el Síndrome de Prader Willi, http://amspw.blogia.com puede
resultar de interés

Saludos