2007-01-11

Los vegetales mantienen la agudeza mental en las personas mayores




Ranking: 20%
Confirma que el cerebro y las plantas mantienen una saludable relación que proviene de los millones de años de evolución conjunta.


Los vegetales ayudan a mantener la agudeza de los cerebros más viejos.
Estudio: Personas mayores que comen 2 porciones al día tienen 40% menos de declinación mental.
Una nueva investigación sobre los vegetales y el envejecimiento dió a las madres otra razón para decir: "te lo dije".

Se descubrió que comer vegetales parece que ayuda a mantener el cerebro joven, y puede enlentecer la declinación que a veces se asocia al volverse viejo.

Acerca de la medición de la agudeza mental, las personas mayores que comen más de dos porciones de vegetales por día aparecieron como cinco años más jóvenes al final del estudio de seis años, en comparación con aquellos que comían poco o ningún vegetal.

La investigación en casi 2000 hombres y mujeres del área de Chicago no probó que los vegetales reduzcan la declinación mental, pero suma a la creciente evidencia que apunta en esa dirección. Los descubrimientos también se hacen eco de una investigación previa realizada con mujeres, solamente.

Los vegetales de hoja verde, incluyendo la espinaca, la col y la acelga aparecieron como los más beneficiosos. Los investigadores dijeron que podría ser porque contienen saludables cantidades de vitamina E, un antioxidante que se cree que combate a los químicos producidos por el cuerpo y que pueden dañar las células.

Los vegetales contienen, generalmente, más vitamina E que las frutas, que no están vinculadas con el enlentecimiento de la declinación mental en el estudio. Los vegetales también suelen ser comidos con aceites saludables, como los aceites para ensaladas, que ayudan al cuerpo a absorber la vitamina E y otros antioxidantes, dice la autora líder Martha Clare Morris, una investigadora en el Rush Institute for Healthy Aging, en la Rush University Medical Center de Chicago.

Tags Technorati:




5 comentarios:

alberto dijo...

respaldas el ser vegetariano entre muchas razones porque la gente que sufre obesidad morbica tiene bajo coeficiente intelectual, el estudio o le que tienes publicado ni siquiera establece las causa de la obesidad... no seria posible descuido de los padres? u otros problemas en los que el niño no fue estimulado en su infancia. Eso podria explicar que no tengan desarrolladas las habilidades cognocitivas.
El estudio mo dice que la dieta es la causa del bajo coeficiente sino que lo relaciona la obesidad morbica, ahora las causas de la obesidad no son sudiadeas como variable.
no apoyes una teoria en estudios que no presentan relacion directa con la dieta de alimento de origen animal.

alberto dijo...

perdon este comentario va en la entrada de la obesidad y el bajo iq

Anónimo dijo...

sabias que el pescado como dieta del primer hombre, segun la teoria del mono de agua, a sido uno de los factores responsables del aumento de uso en el cerebro, por decirlo de una manera.
mira los delfines....

Galaxio dijo...

Para Alberto:
el estudio establece la relación estadística entre niños con obesidad extrema y bajo IQ, pero nada más. No saca otras conclusiones que no sean las manchas que también se observan en el cerebro de los niños con obesidad mórbida, y de los cuales tampoco saben nada.
Hay que agradecer que estudios como éste se hagan, porque son el principio de terapias futuras para un problema serio de salud como lo es un bajo cociente intelectual debido a factores orgánicos.
Respecto a que si los estudios consideran o no factores tales como los padres, etc... estás subestimando la capacidad científica de quienes hacen esos estudios. Esos son de los factores más primarios a ser considerados.
No comprendo tu última frase:
"no apoyes una teoria en estudios que no presentan relacion directa con la dieta de alimento de origen animal"

Galaxio dijo...

Para Anónimo respecto a los alimentos de origen animal:
por supuesto, si has leído bien este blog, yo mantengo que los alimentos de origen animal forman parte natural de la dieta humana.
Es posible que en el pasado la caza y la pesca hayan contribuido a la evolución de nuestro cerebro, pero el caso es que seguimos evolucionando, y ahora estamos yendo hacia un vegetarianismo que poco tendrá que ver con las dietas que nuestra especie tuvo durante su etapa cazadora.